Conejos, zorros y huevos fritos con chorizo

25May17

 

Leo en “El cuento del antepasado”, libro que ya comenté en otro post,  que según una fábula de Esopo, el conejo corre más que el zorro porque el conejo se juega la vida y el zorro solo se juega la cena.

Se trata de algo parecido a eso que cuentan en casi todos los cursos de management sobre el hecho de que en un plato de huevos fritos con chorizo, la gallina “solo participa” y el cerdo “se implica”… o algo así. La cosa es que en estos cursos creo que pretenden que nos identifiquemos más con el cerdo que con la gallina, por el bien de la empresa se entiende. Yo pienso que la postura de la gallina tampoco es que merezca nuestra crítica: da lo que tiene y, como dice el refrán, no debería estar obligada a más.

Siguiendo con lo del zorro y el conejo, el asunto me merece cierta reflexión: ¿corremos siempre detrás de algo, señuelo, premio, promesa, idealización de la realidad, enmascaramiento de la misma,…? Personalmente pienso que todos hacemos las cosas por algo, o dicho de una forma menos políticamente correcta, a cambio de algo… aunque ese algo sea simplemente nuestra propia satisfacción.

Me viene esto a la mente porque hace algún tiempo un amigo me comentaba la teoría del 100/0, que sería dar el cien por cien esperando el cero por ciento. ¿Hay alguien que realmente haga esto?, porque hasta la madre Teresa de Calcuta esperaba al menos la vida eterna.

Yo, en contra de la opinión de mi amigo, creo que las relaciones tienen que ser bidireccionales: la planta me obsequía con la belleza o la fragancia de su flor, pero si a cambio no le echo un poco de agua, va y se muere, la muy desconsiderada.

Anuncios


2 Responses to “Conejos, zorros y huevos fritos con chorizo”

  1. Las relaciones siempre son bidireccionales, sino “no son”.
    Corriendo el riesgo de entrar en filosofías profundas…hay un matiz que obvias que es el de la voluntad o consciencia de ser y actuar…
    Esa planta con su flor ¿Te la ofrece? ¿Espera tu agua?…¿Se relaciona contigo?

    Me gusta

  2. Bueno, a veces las relaciones están un poco desequilibradas, piensa en un padre que se preocupa por su hijo y éste no corresponde en absoluto.
    Y en cuanto a lo de la flor: las metáforas pueden dejar a veces cabos sueltos, pero nos ayudan a expresar ideas y sentimientos, sobre todo en estos comentarios que no tienen vocación de enciclopedia.

    Le gusta a 1 persona


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: