Bárbara McClintock

12Feb14

McClintock

En un ensayo de Oliver Sacks, he descubierto a esta mujer, que nació en Estados Unidos en 1902.

El ensayo de Sacks habla de los “olvidos” en las ciencias, o dicho de otra forma: de aquellas personas que o bien se adelantaron a su tiempo como científicos (este de McClintock parece encajar en ese perfil), o bien por otro tipo de razones no recibieron el debido reconocimiento en su momento.

Nuestra protagonista tuvo primero que vencer las dificultades familiares, ya que su madre pensaba que dedicarse a la ciencia menoscababa sus posibilidades de hacer un buen matrimonio.

Trabajando con plantas de maíz, confirmó la “transposición genética”, que dicho un poco a lo bruto viene a suponer que los genes pueden cambiar de sitio en el cromosoma. La cosa es que hizo este descubrimiento veinte años antes de que otros investigadores cayeran en la cuenta de lo mismo.

Sufrió en carne propia la desconfianza de sus colegas, en sus propias palabras: “perplejidad e incluso hostilidad”.

Cuando otros genetistas empezaron a ser conscientes de la evidencia, llegó el reconocimiento en forma de múltiples premios, entre ellos el Nobel en 1983. Un pequeño problema: con treinta (o quizás cuarenta) años de retraso.

Murió en 1992, a la edad de 90 años.



No Responses Yet to “Bárbara McClintock”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: