La navaja de Ockham

23Abr12

Paradójicamente, en esta época de Internet y de otros avances no menos destacables,  nos tragamos ruedas de molino con una beatitud y un candor notables. Nos cuentan, por ejemplo, que nuestro cuerpo es recorrido por unos meridianos de energía por los que parece que circula el principio vital, etc, etc,… o que en nuestro pie hay unos puntos singulares con conexión directa con cada órgano vital. Esto nadie lo ha podido ver en una radiografía o en una resonancia magnética, no obstante no se nos permite dudar del tema basándose simplemente en que lo decían los chinos hace más de 4000 años.

No se en que se basa el principio de que una hipótesis es cierta según el numero de años que haga que fue emitida. La gente durante miles de años pensaba que la tierra era plana y esto no se convirtió en realidad por el mero paso del tiempo. Podemos hablar de la bella historia de la creación del mundo en siete días y esto, por más que figura en la Biblia desde hace milenios, no pasa a ser realidad. Hay otras muchas formas de explicar el universo y nuestra aparición en el mismo según las diferentes culturas… todas ellas muy antiguas, muy bonitas… y muy falsas. Quiero decir con esto que el paso del tiempo no legitima las hipótesis.

Entre la comunidad científica, cuando alguien expone una nueva teoría, la publica y la somete a la confrontación con otras hipótesis ya probadas. Si todo encaja hay posibilidad de que eso sea cierto. Sin embargo en estos temas de medicinas alternativas y demás, no se confronta nada, no se prueba nada, solo hay que creer… francamente: mucho peor que las doctrinas oficiales de las grandes religiones (en estas había al menos un cierto grado de poesía).

Me viene a la cabeza el principio de economía o parsimonia, mas conocido como la Navaja de Ockham. Guillermo de Ockham era un fraile franciscano y el principio que defendía se viene a resumir en que “a igualdad de condiciones la solución más simple suele ser la mejor opción”. Está claro que hay teorías físicas o matemáticas que son complejas para nuestras entendederas, pero aquí el concepto de simplicidad debería entenderse mejor como aquel universo en que todas las piezas encajan a la perfección. Es como cuando un matemático dice que una demostración es más elegante que otra: las dos pueden ser válidas pero elegante resulta aquello que queda expuesto con menos palabras, con más limpieza y con más claridad… esa sería, sin duda, una mejor demostración. Claro que siempre hay quien abusa del arma y la utiliza en contra y ahí están los creacionistas diciendo que la idea de un creador es más sencilla que la teoría de la evolución de Darwin… en fin…



One Response to “La navaja de Ockham”

  1. 1 María del Mar Cañado

    Me recuerda a cierta conversación, jeje. ¡Gracias Paloma! Ya sabes… por mi parte… sin creerme muchas cosas… pero siempre dejando una puerta abierta a aquéllo que tal vez aún no entendemos muy bien… Un abrazo!!

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: