La catedral de Burgos

12Sep11

Hace mucho que no pongo en este blog ninguna de mis pinturas, así es que creo que ha llegado el momento de enmendar el tema.

Esta es una plumilla coloreada con acuarela que hice sobre el motivo de la catedral de Burgos.

Es una técnica que me gusta mucho: se hace el dibujo bastante detallado con un lapiz más bien duro (2H por ejemplo), porque si se utiliza uno más blando se emborrona todo. Lo que hay que tener cuidado es de no apretar mucho para no marcar el papel demasiado.

Luego se pasa a plumilla. Lo ideal es con una plumilla de las antiguas y con tinta china de las de botecillo. Parece un poco anticuado el método, pero otro tipo de cacharros como los rotring (que no se si siguen vendiéndose… supongo que sí), hacen un trazo uniforme, sin obedecer a la presión que le imprimes. esta mayor o menor presión influye en la calidad y grosor del trazo y esto es lo que da personalidad al dibujo.

Luego se colorea con acuarelas bastante diluidas para que quede muy transparente. Esto es lo que antaño se denominaba “iluminar” y es una palabra que me gusta porque define muy bien como conviertes el blanco y negro de la plumilla en technicolor… bueno esto no siempre es bueno, tengo que decir que las películas antiguas coloreadas me parecen detestables.

 



No Responses Yet to “La catedral de Burgos”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: