Aprender a fluir

27May11

Estoy leyendo un libro de Mihaly Csikszentmihalyi, que se titula “Aprender a fluir”. Csikszentmihalyi es el de la foto y no puedo resistirme a decir que tiene un aire a Sean Connery, pero en simpático. Espero que se me perdone la frivolidad… en un blog tan serio como éste 😉

Bueno, vayamos al grano: lo primero que se me ocurriría si yo estuviera leyendo mi propio post, sería decirme a mí misma: “define fluir”. Pues bien, no es fácil porque  tal vez sea fallo mio y se me haya pasado, pero no he encontrado en el libro una definición explícita del concepto en cuestión.

No obstante lo intentaré: el fluir sería esa especie de “estado de gracia” en el que las cosas salen bien y además disfrutamos haciéndolas, perdemos la noción del tiempo y sacamos el mayor partido de nuestras destrezas y habilidades.

En este estado es dónde surge la creatividad del artista, pero también es donde se redime el oficinista (y sin haberlo deseado me ha salido un pareado). Lo que quiero decir es que este estado es lo que hace que un trabajo no demasiado brillante e incluso rutinario pueda ser motivo de satisfacción. Podría ser lo que hiciera que no odiaramos los lunes…

Y ahora transcribo un párrafo integro, en el que el autor describe la forma de vida de un tal Pauling que no se quien era, pero, al parecer y según Csikszentmihalyi, debia ser un maestro en esto de fluir: “Lo que era sorprendente de Linus Pauling es que, incluso a los noventa años, conservara el entusiasmo y la curiosidad de un niño. Todo lo que hacía o decía rebosaba energía. A pesar de las primeras adversidades y de sus últimas dificultades, irradiaba una gran alegría de vivir. Y esto no tenía ningún secreto; según sus propias palabras: «Simplemente seguía haciendo lo que me gustaba hacer» Algunos pensarán que esta actitud es irresponsable: ¿cómo puede uno permitirse la autocomplacencia de hacer solo lo que le gusta hacer? Pero la cuestión es que a Pauling -y a la mayoría de los que comparten su aptitud- les gusta hacer casi todo, por difícil o trivial que sea, incluidas las cosas que están obligados a hacer. Lo único que definitivamente no les gusta hacer es desaprovechar el tiempo”.

Todo un programa de vida.



One Response to “Aprender a fluir”

  1. 1 Tu compa

    ¡ Muy buen post !. Me apunto. Dejemomos fluir…..fluyamos.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: