Usos del pesimismo

16Ene11

Hoy he concluido la lectura de este libro de Roger Scruton, editado en 2010 por Ariel.

Roger Scruton es un pensador británico, o quizá mejor sería decir un filósofo,  que, desde una postura que seguramente muchos calificarían de conservadora, analiza lo que en el subtítulo del libro reza como “El peligro de la falsa esperanza”.

A mi me ha gustado porque , sin tener que estar de acuerdo con todos sus postulados, tiene algo muy valioso hoy en día: llamar a las cosas por su nombre y no caer en la dictadura de lo políticamente correcto.

El eje del libro es algo que a mi me recuerda lo que en la universidad me enseñaron con el nombre de “diseño en caso peor”: te colocas en la situación más desfavorable y analizas. No quiere decir que la solución que vayas a tomar es la que resuelve todos los casos, incluido el más desfavorable. Esto sería antieconómico, pero sí que cuando cortas sabes por donde lo haces.

El autor arremete contra el optimismo desinformado, el que más claramante se encarna en la lechera del cuento… y nos sugiere atemperar esa alegre huida hacia adelante, con unas gotas de pesimismo racionalizador. Lo que , a mi entender, no debe llevarnos a ser unos amargados o unos cenizos, sino a poner un poco de sensatez en beneficio de uno mismo y de la sociedad.

Fantaseo con la idea de que nuestros políticos leyeran algo en este sentido (no necesariamente este libro), algo relacionado con el pensamiento crítico… quizá aprendieran algo… (me parece que el optimismo ha vuelto a apoderarse de mis neuronas).



One Response to “Usos del pesimismo”

  1. 1 Tu compa

    Me ha gustado mucho este libro, de forma que tuve que leerlo dos veces. Scruton “esconde” en cada capítulo las ideas principales, entre múltiples ejemplos de cada caso de “falacia”; todos ellos muy interesantes en sí mismos, y que dan mucho juego por su actualidad y significación propia.
    Finalmente nos descubre su teoría en los tres últimos capítulos en los que nos “justifica” la razón de ser de la situación en la que como sociedad (“humanidad”) estamos. Un panorama complejo y oscuro. Sólo al final plantea una luz esperanzadora según la cual, al menos hay probabilidad de que nos “salvemos”.. Esperemos que la Ley de Murphy no ejerza en esta ocasión. Muy recomendable. Lo volveré a leer.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: