Nikos Kazantzakis

09Dic10

Ha caído en mis manos, casi como por encanto, un libro de Nikos Kazantzakis titulado “Vida y hechos de Alexis Zorba”, que como es fácil imaginar es el que dio lugar a le conocida película “Zorba, el griego”.

Apenas he tenido tiempo de leer la nota de presentación de los editores y me surgen un montón de pensamientos que no me resisto a tratar de plasmar aquí.

En primer lugar dicen, los mencionados editores, del autor de forma textual: “…pues a lo largo de su obra su pensamiento se mantuvo en cambio constante, y de él puede quizá decirse que siguió todas las corrientes filosóficas que estuvieron a su alcance”. Me pregunto: “¿es lícito cambiar tanto de posición?” Y me respondo: “creo que sí, siempre que sea una evolución del pensamiento, a la cual no se haya llegado por oportunismo sino por convencimiento”.

Siguen los editores: “…el escritor se mantuvo como socialista y, aun por encima de ello, como un humanista de corte liberal preocupado por el bienestar de la raza humana. Aunque no en el nivel del pensamiento abstracto sino en el de los hechos: a fines de la Primera Guerra Mundial, por ejemplo, cuando era director general del Ministerio de Asuntos Socia­les de Grecia, consiguió salvar del hambre a 150 mil de sus compa­triotas, que habían sido expulsados del Asia Menor a Rusia”. Y lo mejor que se me ocurre (aunque no lo único), es lo bien que viene aquí aquel refrán tan español que dice “obras son amores y no buenas razones”.

Y ahora en boca del propio Kazantzakis: “He aquí la dicha verdadera: no tener ambición alguna y tra­bajar como un condenado, como acosado por todas las ambi­ciones. Vivir lejos de los hombres, no tener necesidad de ellos y quererlos. Estar en Navidad y tras haber comido y bebido a gusto, irse uno solo a salvo de todas las acechanzas, con las es­trellas sobre la cabeza, la tierra a la izquierda, el mar a la dere­cha, y advertir, de pronto, que en el corazón la vida ha realizado un postrer milagro: el de convertirse en un cuento de hadas.”.

Llegados a este punto, creo que sobra cualquier otro comentario.

 



No Responses Yet to “Nikos Kazantzakis”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: